La gestora de entidades de capital riesgo Suma Capital ha comprado la mayoría de la ingeniería Auding, empresa que estaba en manos de las familias Morera y Alonso. El equipo directivo ha tomado una participación minoritaria a través de la adquisición de un paquete de acciones, lo que se conoce en inglés como management buy out (MBO). Aunque el precio no es público, el importe de la operación, se ha situado entre 10 y 30 millones de euros, que se corresponde con la horquilla de inversiones que realiza Suma Capital.

Auding, que fue fundada en 1979, facturó 21 millones de euros el año pasado con un beneficio de unos dos millones. Al frente de la ingeniería – que es líder en obra civil, medio ambiente, edificación y urbanismo- se mantendrá su director general, Joan Lluís Quer.

Auding tiene su sede social en Esplugues y cuenta con una plantilla de 250 trabajadores, de los que el 70% son ingenieros o titulados en diferentes áreas. La firma ha participado en la mayoría de las obras de infraestructuras que se han realizado en Catalunya como, por ejemplo, la línea 9 del metro de Barcelona.

Además de la capital catalana, la empresa cuenta con una oficina en Madrid, así como sendas filiales en México y República Dominicana. Uno de los objetivos de los nuevos accionistas es potenciar el negocio en Latinoamérica. Asimismo, la compañía quiere reforzar su posición en Catalunya y aumentarla en Madrid. La nueva Auding pretende también estudiar posibles oportunidades de compra.

La operación de Suma Capital es la segunda que lleva a cabo la gestora después de que el año pasado tomara un 25% del fabricante de parquímetros Mabyc-Ibersegur. Suma Capital está participada en un 60% por Privat Bank (grupo belga Degroof) y el resto lo controla el equipo gestor.