Suma Capital cerró el pasado 28 de septiembre la primera inversión para su nuevo Fondo SC Efficiency & Environment Fund II. Se trata de un District Heating (Red de Calor de Distrito) alimentado con biomasa en la localidad burgalesa de Aranda de Duero.

El proyecto supone una inversión total de 11 millones de euros, de los cuales 5,5 millones serán aportados por el Fondo para su ejecución.

Está previsto que La Red de Calor de Aranda de Duero, nombre que se ha dado al Proyecto y a la Sociedad que lo desarrolla, comience a dar servicio a los clientes, a partir de la próxima temporada de calefacción de 2018. Se trata de un proyecto para suministrar calefacción y agua caliente renovables en un 90% a edificios residenciales y que suponen unas 3.500 viviendas. La central de producción de la energía estará alimentada con biomasa forestal proveniente de la explotación y limpieza de bosques y se prevé que pueda suministrar unos 35GWh cuando se encuentre a pleno rendimiento. El Socio promotor y gestor del Proyecto es REBI, empresa especializada en la biomasa y operador de varios District Heatings en el norte de España.

El impacto medioambiental por la reducción de emisiones de CO2, que ascenderá a unas 12.000 Tn anuales, será equivalente a retirar 6.000 vehículos de la circulación, prácticamente la mitad de los coches de la localidad.

Entre otros proyectos, REBI ha sido el promotor y operador de la Red de Calor de Soria, proyecto también apoyado por Suma Capital a través de su Fondo SCEEF I. Dicho proyecto, se encuentra hoy en pleno funcionamiento y está dando servicio a más de 8.000 clientes suministrándoles más de 45 GWh de energía renovable.

Suma Capital acaba de efectuar su primer cierre del Fondo SCEEF II con la incorporación de inversores, nacionales e internacionales, entre los que se encuentra el Banco Europeo de Inversiones. Actualmente el Fondo tiene compromisos por €90 Millones y se prevé que se alcance los €120 Millones en su cierre final esperado para antes de final de año.

Con este Fondo de Impacto, SUMA da continuidad al programa de inversión en Sostenibilidad que inició en 2014 con SCEEF I, Fondo totalmente invertido en dos años y medio, en un total de 11 proyectos, 2 de los cuales ya han sido vendidos. Su inversión se centra en infraestructuras sostenibles en el ámbito de la eficiencia energética, la energía renovable de pequeña escala y la economía circular, con alto impacto medioambiental cuantificado y auditado, que combinan una rentabilidad para el inversor atractiva con distribuciones de caja recurrentes.