Suma Capital, a través de su fondo SC Energy Efficiency Fund, ha formalizado su sexta inversión tomando una participación en Cactus Soluciones Energéticas , con el objetivo de incrementar su capacidad de financiar proyectos de eficiencia energética de mayor dimensión y de expandir su alcance geográfico en toda España y Portugal.

La empresa sevillana, especializada en prestar servicios energéticos a través del modelo ESE desde hace 6 años, ha llegado a ser un integrante acreditado del mercado español de la eficiencia energética y una de las empresas más activas en el sur de España. En paralelo, Suma Capital ha contribuido a canalizar financiación hacia este mismo sector, gracias a su fondo de “impacto” en infraestructuras sostenibles, el primero de este tipo en España: SC Energy Efficiency Fund. El Fondo ha acometido ya seis inversiones en la Península Ibérica. Tanto Suma Capital como la Compañía ven un potencial de crecimiento importante en este mercado para los próximos años. Con este acuerdo de inversión, las dos firmas combinan su “know-how” tecnológico y su solidez financiera para poder desarrollar nuevos proyectos de mayor envergadura.

El incremento de la capacidad financiera de la empresa gracias a la participación de Suma Capital, permitirá aumentar su inversión más allá de los 20 proyectos que hoy Cactus ya tiene bajo gestión. Cactus Soluciones Energéticas accede así a una fuente de capital recurrente y especializada, para asegurar su acceso a proyectos de Servicios Energéticos importantes en toda España y Portugal.

Clientes de los siguientes sectores de interés para Cactus como son el terciario (hoteles, hospitales y centros comerciales), residencial y alumbrado público seguirán recibiendo el apoyo de Suma Capital y de la Compañía para asegurar una cartera de proyectos con un adecuado mix público-privado.

Como ha sido demostrado por Suma Capital y por la Compañía estos últimos años, estas inversiones presentan beneficios múltiples: reducen el consumo de energía y por ello el gasto al cliente final; disminuyen las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero y, por tanto, la contaminación ambiental; favorecen la creación de empleo al implementar nuevos proyectos; ofrecen a los inversores retornos financieros atractivos y fiables y, finalmente, cumplen con las normas ESG de todas las partes involucradas.

Con las inversiones ya realizadas por SC Energy Efficiency Fund se ahorrarán más de 10,000 toneladas de CO2 al año.