Suma Capital, gestora del Fondo SC Energy Efficency Fund, especializado en Eficiencia Energética y REBI, empresa especializada en el mundo de la Biomasa, han cerrado un acuerdo para la explotación y el desarrollo conjunto de la Red de Calor de Soria, infraestructura destinada al suministro de calefacción y agua caliente de origen renovable a particulares y empresas en dicha ciudad.

El Proyecto Red de Calor de Soria ha venido siendo desarrollado durante los últimos años por REBI junto con otros socios próximos al grupo AMATEX y con el apoyo de SOMACYL, empresa pública de Infraestructuras y Medioambiente de Castilla y León, y del EREN, Ente Regional de la Energía de la misma Comunidad. El proyecto asimismo ha contado con la confianza del IDAE a través de su programa de financiación de Grandes Infraestructuras Térmicas (GIT).

Tras las fases iniciales de desarrollo del Proyecto, Suma se ha incorporado con el objetivo de explotar la instalación conjuntamente con REBI y contribuir a la solidez financiera necesaria para el desarrollo de las nuevas fases de la infraestructura. El Proyecto, en su dimensión conjunta se estima que requerirá de una inversión de €20 millones, y constituye la mayor Red de Calor en España que utiliza un combustible renovable 100% como la Biomasa.

La Red, que se puso en funcionamiento el año pasado, ya tiene más de 2.800 clientes domésticos y adicionalmente está suministrando calefacción y agua caliente a una quincena de edificios de distintos usos, como hoteles, escuelas, hospitales o piscinas. Los clientes que se incorporan a la Red no deben llevar a cabo inversiones en sustitución y mantenimiento de calderas eliminando así todas las incidencias y averías que se pueden generar, y contratan un suministro energético renovable a precios muy competitivos con respecto a la oferta de combustibles fósiles.

Suma consolida con esta inversión su apuesta por las Redes de Calor, también conocidas como District Heatings, tras la inversión que ya realizó en el municipio madrileño de Móstoles. Se trata de infraestructuras sostenibles, que permiten un suministro energético eficiente y de origen renovable, y que contribuyen a la mejora del medioambiente y de la economía local. El combustible en este caso procede de la limpieza de los bosques de la provincia, actividad que genera riqueza y disminuye el riesgo de incendios. Además permite una estabilidad de pecios para los clientes al no estar relacionados con la evolución del petróleo. Adicionalmente, reducen las emisiones de CO2 que en el caso de la Red de Calor de Soria supone una cuantía que superará las 25.000tn/año, lo que equivale a retirar unos 12.000 coches de la circulación, más de la mitad de los que circulan en la ciudad de Soria.

REBI, perteneciente al grupo AMATEX, se consolida con este proyecto como gestor de Biomasa, y como promotor y gestor de Redes de Calor, siendo ésta la tercera que ha desarrollado tras los Proyectos llevados a cabo en Ólvega (Soria) y la Universidad de Valladolid.