We use third party cookies. If you continue browsing, we consider you accept its use on our website. Más información Accept

Suma Capital constituye Zero Waste Bioenergy para consolidar su apuesta por la economía circular

27/11/2019

El Fondo de Infraestructuras de Suma Capital ha cerrado un conjunto de operaciones destinadas a incrementar su posicionamiento en el sector de la generación de energía eficiente y el aprovechamiento de residuos agroganaderos.

La gestora independiente de inversiones ha constituido Zero Waste Bioenergy, empresa desde la que ha adquirido un conjunto de plantas industriales que totalizan una capacidad de generación de energía eléctrica de 82MW. Asimismo, ha adquirido de Audax Green una planta en Miralcamp (Lleida) que añade 15MW.

Se trata de plantas destinadas al tratamiento del residuo proveniente de la producción del aceite de oliva (alpeorujo) y de las explotaciones ganaderas porcinas (purín). Ambos residuos son un gran problema medioambiental en España, principal productor mundial de aceite de oliva y una de las principales cabañas de ganado porcino de Europa.

Las plantas de alpeorujo se integran en los complejos industriales de producción de aceite de orujo de oliva y realizan el secado del alpeorujo a través de un proceso de cogeneración de alta eficiencia.  Tras la extracción del aceite, el residuo se utiliza como biomasa para producción eléctrica.

En el caso de las plantas de purín, el proceso de cogeneración utiliza parcialmente el biogás generado y el calor para el secado del propio purín, proceso que genera energía eléctrica y materia prima para fertilizantes agrícolas.

Adicionalmente, el objetivo es que las plantas se operen con una filosofía de vertido cero (zero waste), utilizando en la medida de lo posible incluso la propia agua del residuo para el consumo necesario en el proceso.

Las plantas, 9 en total, cuentan con un equipo de profesionales de primer nivel procedentes de las empresas que en su momento participaron en la construcción, lo que aporta un elevado conocimiento de los activos.

En total son 150 personas distribuidas entre las distintas plantas, con oficinas centrales en Málaga, donde permanecerá el equipo directivo. En total se espera que en 2020 las plantas alcancen una facturación agregada superior a los 100 millones de euros.

Con esta operación, el Fondo de Infraestructuras de Suma, SC Efficiency & Environment Fund II, enfocado en la transición energética y la economía circular, realiza su séptima inversión y entra su tramo final.

Hasta la fecha, el Fondo ha invertido en movilidad eléctrica, eficiencia energética, generación fotovoltaica y district heatings de biomasa. Tiene 150 millones de euros comprometidos, e hizo su último cierre en marzo de 2018.